Sección 22 lanzó un llamado a los profesores de la educación consiente, donde la consecuencia fue, represión, asesinatos, desaparecidos.

Sección 22 lanzó un llamado a los profesores de la educación consiente, donde la consecuencia fue, represión, asesinatos, desaparecidos.

abril 16, 2019 Desactivado Por Mendez1
Sección 22 lanzó un llamado a los profesores de la educación consiente, donde la consecuencia fue, represión, asesinatos, desaparecidos.

Oaxaca de Juárez a 16/04/2019.- La sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca, aseguraron que hasta no vea que la reforma educativa federal de Enrique Peña Nieto sea letra muerta, y desaparezca de la constitución, continuaran con su plan de lucha y movilizaciones acordadas.

El líder de la gremial Eloy López Hernández, afirmó en referencia al anuncio del Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador de que enviara un memorándum a la Secretaría de Educación Pública (SEP) a la Secretaría de Gobernación y de Hacienda, para cancelar la reforma educativa, precisó “que hasta no ver no creer”, y seguirán en la lucha.

“Nuestro plan de acción sigue firme, seguimos en alerta máxima, y en el análisis, porque lo nosotros queremos es que la reforma educativa desaparezca de la constitución y que se modifique el modelo educativo”.

“No queremos solo la palabra y el compromiso del presidente, sino que los legisladores hagan su trabajo y echen abajo la reforma como se comprometieron en campaña¨

Evidencio que la CNTE se ha declarado en alerta máxima ante cualquier intento de albazo legislativo en cuanto al tema de la reforma.

“queremos precisar, que la CNTE no está buscando plazas, no está buscando el control, nosotros no estamos en esas condiciones, en todo caso, quienes han gozado de esos beneficios son los del SNTE.

Nosotros nuestra verdadera exigencia es de se considere en la reforma educativa, la esencia filosofía revolucionaria que se estable en la constitución de 1917, y que en el artículo 123, salvaguarda, los derechos de los trabajadores tanto del apartado (a), como del apartado (b) y en que en esta razón, nosotros de manera clara, y contundente le decimos al gobierno federal y a la legislatura, que no vamos aceptar el régimen de excepción, porque solamente el patrón tendría el derecho o la responsabilidad de poder manejar tanto el ingreso, que ahora le ponen admisión, como el reconocimiento y la promoción sin tomarse en cuenta a la representación sindical que también en la misma ley, tienen el derecho a la manifestación y al sindicalismo”.

Por ello nosotros hemos dicho que tiene que ser considerado y que no quede solamente en un articulado, transitorio, que al final, que no deje en las mismas condiciones que estábamos en el régimen priista.

López Hernández, lanzó un llamado a los profesores y trabajadores de la educación consiente, que han estado en lucha constante, para que no bajen la guardia y que se sumen a la lucha de la CNTE contra la reforma, que no es una lucha declarativa, sino objetiva, porque a raíz de oponerse a la reforma, hubo, represión, asesinatos, desaparecidos y asesinados.

Adelanto que la mesa de negociación con la SEGOB, sigue vigente y del avance que se alcance, dependerá la lucha que se enarbolara el viernes.

En este sentido el vocero de la CNTE Wilbert Santiago, dijo que, en el tema de la evaluación, no se permitirá los binomios “calidad/idoneidad, ni excelencia/ certificación, sino fortalecimiento del servicio de carrera magisterial.

En consecuencia, se pedirá la desaparición tanto del Instituto Nacional de Evaluación, como del Centro de Revalorización y Mejora Continua, para que el tema de la evaluación no sea un tema administrativo, ya que se pretende certificar a los maestros para darle mejora de plazas o su estatus laboral, como el reconocimiento y los accensos.

También exigen la liberación de todos los presos políticos, la indemnización a las víctimas que lucharon, en este caso los caídos de Nochixtlan y la reinstalación de todos los maestros cesados y despedidos, además de la recuperación del IEEPO.  

Por Óscar Rodríguez.