Buscar
Thursday 14 December 2017
  • :
  • :

DECLARACIÓN CONJUNTA DE LOS PUEBLOS DE SAN MIGUEL COPALA Y SAN BLAS ATEMPA.

Comparte en tus redes sociales

¿Podemos estar pensando en festejar las “concesiones” que el imperialismo se permite otorgar a los pueblos oprimidos?

Nosotras y nosotros, que somos pertenecientes a los pueblos Triqui y Binniza´ del territorio oaxaqueño pensamos que no; que no existe el menor motivo para festejar el 9 de Agosto como el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, declarado así por la ONU el 23 de Diciembre de 1994.

De nada nos sirve tener esta fecha en el calendario con celebraciones oficiales venidas de organismos como la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) -en representación del ejecutivo federal- o los llamados “poder legislativo” y “judicial” (en realidad, nosotras y nosotros entendemos a estos “tres poderes” como uno solo: el poder del estado burgués-terrateniente).

Justamente en el marco de esta “celebración”, el fascista Enrique Peña Nieto ha declarado en su visita a Chiapas –donde dicho sea de paso, fue repudiado con grandes movilizaciones de masas de maestros, campesinos e indígenas al grito de ¡Fuera Peña!- que las llamadas “Zonas Económicas Especiales”, buscan atraer mayores inversiones con mega proyectos de desarrollo e industrialización en estados de mayor marginación y presencia de pueblos originarios como son Oaxaca, Guerrero y Chiapas.


Lo que no dice el fascista Peña Nieto, es que estas “inversiones” y este “desarrollo” son posibles a partir del despojo de tierras y el desplazamiento forzado de los pueblos de sus territorios ancestrales.

Tampoco habla de la falta de procesos de información y consulta en nuestra lengua materna, justamente como lo establece el tratado 169 de la Organización Internacional del Trabajo, de manera vinculatoria con los artículos 1° y 2° constitucionales en materia de Derechos Humanos y Derechos de los Pueblos Indígenas.

Ejemplos de estos son los casos de nuestros dos pueblos, que mantenemos una lucha ininterrumpida por la defensa de nuestros derechos humanos y derechos indígenas, mismos que el viejo estado burgués-terrateniente ha venido violentando sistemáticamente como parte de su cruzada de despojo y saqueo en aras del imperialismo y del fortalecimiento paralelo de la política y la propiedad de los grandes latifundios en México, los que lejos de ser afectados con estos “megaproyectos” del imperialismo, se ven beneficiados al lapidar la propiedad social de la tierra en favor de la burguesía terrateniente y “agroindustrial”.

En el caso del pueblo Triqui de San Miguel Copala perteneciente al municipio de Putla Villa de Guerrero, pese a existir una resolución en materia de Derechos Humanos, basada en las medidas cautelares para las más de 150 familias desplazadas, el viejo estado hace caso omiso de ello, y los organismos defensores de derechos humanos siguen sirviendo de testigo mudo y cómplice de la burguesía y sus gobiernos, sin dar una solución definitiva a este problema social que afecta a niños, ancianos, jóvenes, mujeres y hombres a quienes se les ha despojado de todo.

En el caso del pueblo Binniza´ de las comunidades de Puente Madera, Rancho Llano y Loma Bonita, pertenecientes al municipio de San Blas Atempa, simplemente el procedimiento legal establecido en los acuerdos internacionales suscritos por México y la propia Constitución Federal, son letra muerta, al imponer a sangre y fuego el Complejo Eléctrico-Militar al servicio de la Secretaría de la Defensa Nacional, como parte de las “áreas de seguridad” que contemplan las llamadas “Zonas Económicas Especiales”.

En ninguno de los dos casos se respetó el derecho a ser, estar y pertenecer a un pueblo indígena.

En ninguno de los dos casos se respetó la libre determinación y autonomía de los pueblos.

En ninguno de los dos casos se procedió a informar y consultar en su lengua materna a los pueblos.

En ninguno de los dos casos se dio posibilidad de que los pueblos aprovecharan libremente sus recursos naturales.

En ninguno de los dos casos la propiedad social de la tierra ha sido respetada.

En ninguno de los dos casos los pueblos originarios han recibido un trato de respeto o equidad, ni han sido vistos como seres humanos.

El pueblo Triqui de la comunidad de San Miguel Copala y el pueblo Binniza´ de las comunidades de Puente Madera, Rancho Llano y Loma Bonita, no podemos celebrar el “día internacional de los pueblos indígenas” en las condiciones de pueblos sometidos y conquistados por el imperialismo.

Nuestros pueblos se rehúsan a la sumisión y la obediencia ante el viejo estado y sus amos imperialistas.

Antes preferimos luchar y ofrendar nuestra vida a nuestra madre tierra, que arrodillarnos y entregarnos ante el invasor.

¡No a las “Zonas Económicas Especiales”!

¡No a la imposición de megaproyectos en nuestras tierras y territorios!

¡No al desplazamiento forzado de los pueblos!

¡Viva la unidad de los pueblos originarios en resistencia!

¡Cumplimiento de las medidas cautelares para los desplazados de San Miguel Copala!

¡Respeto a las tierras comunales de San Blas Atempa!

ASAMBLEA EN DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LOS DESPLAZADOS DE SAN MIGUEL COPALA.

ASAMBLEA GENERAL DEL PUEBLO BINNIZA´ EN LUCHA.

CORRIENTE DEL PUEBLO SOL ROJO




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This